¿ Dónde quedó la pasión por el servicio?

Mientras esperaba pacientemente que me trajeran un platillo que había ordenado hacia ya media hora, observaba que el restaurante estaba completamente lleno, sin embargo la anfitriona pasaba por mi mesa y no se acercaba a dar una explicación del retraso, solo corría de un lado a otro tratando de atender a todos sus clientes.

Yo me pregunto si ese restaurante es realmente exitoso, si realmente las personas que ahí laboran trabajan en equipo, si hacen lo que les apasiona o solo atienden mesas.

Es común que los colaboradores piensen que como un restaurante está lleno, el dueño seguramente tendrá mucho dinero y ellos pensarán egoístamente que cuánto les toca, sin pensar que los negocios no son solo ingresos, también está la rentabilidad y el resultado de su trabajo se verá reflejado en el éxito para todos.

Pasado el tiempo, por fin después de casi treinta minutos, por fin llegó el ansiado platillo, molesto pregunte por el gerente, cuando llegó le explique la situación y esto me contestó:

“Hace falta que trabajemos en equipo, los del bar le ponen el pie a los anfitriones (meseros), si al chef no le cae bien la persona le retrasará el platillo para que quede mal con el cliente”.

Le dije que seguramente hacía falta contratar personas que tengan pasión por el servicio y enfoque en el cliente, porque al final es el que paga y decide si regresa o no.

Argumentó también que sus utilidades no eran las esperadas a pesar de tener el restaurante lleno casi todo el tiempo, que sus costos estaban muy altos, que había mucho desperdicio, que el personal en su mayoría solo iba por un sueldo y lo que pudieran jalar de propina.

Yo le contesté que quizá el personal no entiende que el negocio es de todos, que si él hacía cuentas de lo que ganan de propina, es el ingreso más el iva y eso representa como un 16 por ciento libre para ellos, libre de impuesto, que si el personal sabe que el resultado financiero neto a veces no llegar ni al 10% para el inversor, que era conveniente hacer conciencia de que ellos también son socios de su negocio.

Molesto le dije que donde estaba l pasión del personal, que algunos solo ven su beneficio personal y muchas veces porque no los hacen conscientes de la realidad y de que ellos son los protagonistas del éxito o fracaso.

Donde quedó la capacitación, el compromiso, la motivación y la entrega con pasión hacia quien les brinda una oportunidad.

De verdad señores gerentes, hagamos conciencia, todos merecemos un trabajo digno, aunque debemos pensar en ser generosos y agradecidos con quien nos da la oportunidad de trabajar, de dar las gracias a quien te da la oportunidad y la mejor manera es ver al negocio cómo parte de ti.

Al final me ofreció una disculpa, con la promesa de trabajar con el personal en todas las áreas de oportunidad con la firme promesa de buscar no solo un restaurante lleno, sino también rentable y con un ganar ganar para todos.

Gracias.

Un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s